Mileuristas

14 noviembre 2005

Meritocracia

En España hay muy poca meritocracia a todos los niveles, aquí parece ser que lo que funciona es el enchufismo. Da igual que seas ingeniero, que tengas 10 másters y tengas experiencia en tal y tal, si el hijo del presidente sabe montar ordenadores seguramente obtenga un puesto mejor que tu. Las estadísticas demuestran que somos el único país de la OCDE en el que una carrera no aumenta las posibilidades de encontrar trabajo.

Todo el sistema falla desde la base, la educación primaria y secundaria. Se ha fomentado un sistema en el que los niños van pasando de cursos aunque suspendan simplemente por no marginar, simplemente por rollos de integración etc. Parece ser que según algunos estudios la competitividad entre lo niños puede producir estrés, niños que al cambiar de grupo por no llegar al nivel se sienten solos y otro tipo de conclusiones de sociólogos y psicólogos. Esto lo único que hace es retrasar a todo el grupo, porque tienen que adaptarse a los que aprenden más lentamente y al final cuanto más tarde fracasen más duro será el golpe "psicológico".

En los sistemas más competitivos del mundo, tales como el japonés o el coreano, se hacen exámenes de nivel para ir reaciendo grupos fomentando que los niños se esfuercen mínimamente. Según las estadísticas los japoneses y coreanos a los 18 años son los más preparados del mundo y tienen unos niveles de estrés escolar y problemas psicológicos muy similares a los que podamos tener en España.

Hablando de educación universitaria, también estamos muy mal. Aquí está muy de moda la cultura "Pues yo estudiando 10 minutos el día antes he sacado un 4.8 en la asignatura X y me han aprobado en revisión", los colegas ante tal afirmación dirían "Joer, es un máquina el tio este, sin hacer nada ha aprobado". En Estados Unidos, por ejemplo, si alguien dijera "Estudiando 2 horas me he sacado tal asignatura", seguramente los amigos lo mirarían con mala cara y le ayudarían a esforzarse más en los estudios. Allí el más admirado entre los colegas es el que más estudia (será el que tenga un mejor futuro), el más admirado no es el que más se va de fiesta y se emborracha los fines de semana.

Pero este problema "cultural" no viene de la nada. Resulta que cuando terminas de estudiar la carrera a las empresas les da igual si sacabas 4.6 y aprobabas en revisiones o si sacabas sobresalientes. Mientras tengas el título y sepas manejarte en la entrevista de trabajo vas sobrado. ¿Entonces para que esforzarse tanto en la carrera si luego no nos va a servir para nada? ¿Para aprender más, si luego todo lo que aprendamos va a ser diferente de lo que necesitemos en la empresa? Efectivamente, con nuestro sistema, quizás la mejor opción sea pasarlo bien con los colegas e ir aprobando a no ser que queramos sentirnos más realizados personalmente.

En Japón el sistema es bastante diferente, cada año justo al final del curso se imprime un libro con las notas finales en cada carrera de todos los estudiantes del país. Este libro se envía a todos los departamentos de recursos humanos de las empresas. De esta forma las empresas pueden buscar lo que más les interesa y los alumnos se esforzarán por estudiar, aprender para obtener una mejor formación y también un mejor futuro. En Estados Unidos no se que sistema siguen, pero allí cuenta mucho de que universidad vengas. Además las empresas también miran mucho tu trayectoria estudiantil.

Algunos diréis que España también ofrece oportunidades a los buenos estudiantes etc. Pero según mi experiencia, gracias a mis méritos en los estudios el gobierno español tan solo me dio una beca de 1.500 euros por trabajar de becario 10 meses, mientras que el gobierno europeo me dio más de 4.000 euros por dos meses de ingeniero en Suiza y el gobierno Japonés parece que es el que más me ha valorado con una beca de más de 15.000 euros. No me extraña que los estudiantes nos escapemos, y no solo por el dinero, sino por el interés de los proyectos que se hacen fuera etc.